Latinos unen fuerzas para evitar que EUA separe a familias migrantes

CDMX a 19 de Junio de 2018.- Las comisiones de Derechos Humanos de México, Colombia, Ecuador, Guatemala y Honduras solicitaron a la Comisión Interamericana en la materia, exija al gobierno de Estados Unidos terminar con la separación de niños migrantes de sus familias.

En un comunicado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) detalló que la iniciativa propuesta por México exige también adoptar las medidas cautelares para proteger los derechos a la integridad y libertad personal, en relación con los derechos de la niñez.

El planteamiento presentado por las comisiones de derechos humanos indica que “los beneficiarios de dichas medidas cautelares son las niñas, niños y adolescentes migrantes que lleguen con sus familias a la frontera sur de Estados Unidos y sean separados de las mismas por autoridades de ese país”.

Solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que le requiera a Estados Unidos interrumpir la práctica de separar a los menores de sus familias; y proteger sus derechos a la integridad personal, la salud, la familia y la libertad personal, en relación con los derechos de la niñez”.

Los comisionados de derechos humanos que solicitan estas medidas cautelares, destacaron su preocupación por el endurecimiento de las políticas migratorias del gobierno de Donald Trump, que atentan contra la unidad familiar y el interés superior de la niñez migrante.

De ahí que los comisionados de México, Ecuador, Colombia, Guatemala y Honduras, saludaron el comunicado de la CIDH que demanda la protección de los derechos humanos de la niñez migrante y rechaza la política estadunidense llamada “tolerancia cero”.

Se valora la posibilidad de actuar en forma conjunta con ese organismo internacional para fortalecer sus acciones en favor de la niñez y adolescencia migrantes, advirtió la CNDH.

Resulta especialmente peligroso que la separación de familias se tome como mecanismo para disuadir la migración, enfrentándolas al peligro de ser separadas de sus hijos; dicha postura es inhumana y representa un total desprecio por los derechos de niñez y adolescencia migrantes, así como por la especial necesidad de protección que tienen.

Explicaron en su petición de medidas cautelares que según el artículo 25.2 del Reglamento de la Comisión Interamericana, para la solicitud de esas medidas se consideran la gravedad de la situación, la urgencia de la misma y el daño irreparable.

Estados Unidos está obligado por el Artículo VII de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, que establece el derecho de protección a la infancia, y a hacer cumplir el principio del interés superior de la niñez.

La separación de los hijos de sus padres es contraria al interés superior por los daños emocionales que esto ocasiona a niñas, niños y adolescentes, aseguran.

Tales separaciones, afectarán su integridad y romperán sus relaciones familiares, sin que posteriormente sea posible una reparación del daño, puesto que el deterioro en su desarrollo físico y mental podrá provocar enfermedades como ansiedad o depresión.

La petición de medidas cautelares fue dirigida, este lunes 18 de junio al secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrāo y está firmada por los titulares de la CNDH, Raúl González Pérez; y de la Defensoría del Pueblo de Colombia, Carlos Alfonso Negret Mosquera. También de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala, Augusto Jordán Rodas Andrade, y Comisión Nacional de los Derechos Humanos de la República de Honduras, Roberto Herrera Cáceres, así como por la encargada de la Defensoría del Pueblo de la República de Ecuador, Gina Benavides Llerena.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *