Destaca SEDEMA beneficios por el uso de combustibles limpios en zonas rurales

Como parte del proyecto “Suministro e instalación de biodigestores como fuente de energía en comunidades rurales”, desarrollado por la Dirección General de Planeación y Coordinación de Políticas de la institución, la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA) ha instalado 25 biodigestores en las zonas rurales de las alcaldías Tlalpan, Tláhuac, Milpa Alta y Xochimilco.

CDMX a 7 de Noviembre de 2018.- Como parte del proyecto “Suministro e instalación de biodigestores como fuente de energía en comunidades rurales”, desarrollado por la Dirección General de Planeación y Coordinación de Políticas de la institución, la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA) ha instalado 25 biodigestores en las zonas rurales de las alcaldías Tlalpan, Tláhuac, Milpa Alta y Xochimilco.

Con esta acción, se ha evitado la emisión de 123 toneladas de bióxido de carbono equivalente (CO2 eq) a la atmósfera. Los biodigestores sustituyen la leña por biogás, que se produce a través del aprovechamiento de los residuos orgánicos que generan estas comunidades.

Cada sistema de biodigestión produce un equivalente a 20 kg de gas L.P. al mes y representa un ahorro de 150 mil pesos. Otro beneficio del biogás es que evita la tala anual de 53 árboles de pino, así como la propagación de enfermedades por el mal manejo de excremento animal.

Los biodigestores benefician a casi 150 personas y 25 hogares, a su vez, dan tratamiento a más de 175 toneladas de desechos orgánicos al año, provenientes de granjas; reducen la emisión de gases de Efecto Invernadero y producen combustible limpio.

Dos cubetas de 10 kilogramos de estos desechos pueden producir biogás suficiente para tres horas, que funciona para calentar agua, cocinar alimentos o para la producción pecuaria.

En este proceso se producen también, más de 720 mil litros de abono orgánico, conocido como biol, para fertilizar hasta 127 hectáreas de sembradíos de hortalizas, verduras y plantas de ornato, lo que genera por una parte ahorros, en la compra de fertilizantes y, por la otra, ingresos por su comercialización dentro de las mismas comunidades.

Esta tecnología para el manejo de los residuos orgánicos, contribuye a mitigar los efectos del Cambio Climático y fortalece las capacidades adaptativas de la población para enfrentar los retos que este fenómeno implica; asimismo, abona a la meta establecida en el Programa de Acción Climática de la Ciudad de México (PACCM 2014-2020), 10 millones de toneladas de CO2 eq.

La Ciudad de México, a través de la SEDEMA, promueve el uso de combustibles limpios que ayudan a la preservación de Suelo de Conservación e incentiva el uso de ecotecnologías, que contribuyen a mejorar la salud y la calidad de vida de sus habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *