El poder del teatro penitenciario vuelve a escena

CDMX a 16 de Febrero de 2018.- El estreno mundial en español de la obra El bien del país de la dramaturga británica Timberlake Wertenbaker, marca el regreso del poder del teatro penitenciario a escena.

Esta comedia inició temporada en el Teatro Helénico. Está basada en hechos históricos a partir de la novela The Playmaker de Thomas Keneally, narra cómo un grupo de convictos montó la primera obra de teatro representada en Sídney, Australia, en 1788.

A pesar de la distancia, la vigencia del texto condujo al director Zachary Fine a escenificar por primera vez en México El bien del país, junto a Producciones Foro Shakespeare, que en esta ocasión en el recinto del Centro Cultural Helénico ofrecerá una temporada de sólo seis semanas.

Un total de 10 actores en escena protagonizan el montaje de esta multipremiada obra que, estrenada en el Teatro Royal Court de Londres en 1988, indaga sobre la eficacia del sistema penitenciario, la redención del ser y el poder transformador del arte.

La obra narra desde el viaje de más de 15 mil millas que una flota de presidiarios realiza de Inglaterra a Australia, al lado oscuro de la tierra, donde su nación ha levantado otro cadalso para los convictos que, dicen los oficiales, no han dejado de hacer de las suyas.

Ahí, el gobernador pretende educar a los reos y qué mejor que con una obra de teatro, una rama de la civilización que mostrará que hay algo más que el crimen y el castigo, con el cual pueden reírse y reflexionar y así, trascender la oscura brutalidad en que viven.

A pesar de la renuencia de ciertos oficiales, quienes consideran un desperdicio de tiempo realizar el montaje, la iniciativa es aprobada como un experimento y para ello, se decide hacer una comedia, El oficial de reclutamiento.

Ladrones, asesinos, prostitutas y rufianes serán los protagonistas de la obra en una pequeña sociedad donde la esperanza de vida estaba reducida a la pena de muerte, pues por ejemplo, el robar comida merecía la horca.

En El bien del país también queda en evidencia la difícil situación de la mujer, que sólo era considerada como prostituta, así como los abusos y malos tratos de que eran objeto los convictos en general en aquella isla olvidada.

El espectador será testigo de todas las peripecias que enfrenta el teniente Ralph Clark para hacer el montaje, primero en medio de un caos, que poco a poco resulta ser una hilarante historia y que, con el paso del tiempo, formó una nueva sociedad.

Y es que esta obra, que ya es considerada un clásico moderno, muestra cómo el teatro se traduce en un ejercicio introspectivo que nos hace ser conscientes de nosotros mismos y nuestras emociones.

Con la traducción de Héctor Álvarez, este montaje dirigido por Zachary Fine cuenta con las actuaciones de Antonio Algarra, Alejandra Ambrosi, Everardo Arzate, Jerónimo Best, Artús Chávez, Kriss Cifuentes, Nohemí Espinosa, Teté Espinosa, Itari Marta y Salvador Petrola.

El montaje se presenta en el marco de la campaña Foro Shakespeare: La invasión, en esta breve temporada de sólo seis semanas en el Teatro Helénico, ubicado en avenida Revolución, 1500, colonia Guadalupe Inn, a partir del 15 de febrero al 25 de marzo.

Las funciones se llevan a cabo jueves y viernes a las 20:30 horas, sábados y domingos a las 17:00 y 20:00 horas. Las localidades tienen un costo que oscila entre los 150 y los 400 pesos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *